dijous, 3 de febrer de 2011

¿Te atreves?

No, no digas nada. Yo hablaré. ¿Me has echado de menos? Porque yo a ti mucho.
¿Eres un verdadero tirano sabes?
Me cuesta estar enfadada contigo, pero esta te la guardo. No te hagas ilusiones.
Me gustaría hablar pasando del juego... por una vez.
¿Te gusta mi vestido? Se lo he birlado a mi hermana. Tenía este o otro rojo tipo bomba nuclear o algo así... Debí ponerme ese... lo sé.
He debido pasarme más o menos tres horas frente al espejo. ¡Pero ha merecido la pena estoy guapa! Y espero gustarte si no te meto un tortazo.
¡Espera! Shhhh... Por donde iba...
El problema es que si me dijeras "me encantas" no podría creérmelo. Julian, ya no se cuando es un juego y cuando es verdad.
Estoy perdida. ¡Espera,espera! No he terminado.
Dime que me quieres. Dímelo porque yo jamás me atreveré a decírtelo primero.
Me daría miedo que pensaras que es un juego.
Sálvame, te lo suplico.

Pienso...

Pienso... ¿Es bueno que piense tanto? ¿Está todo bien así? ¿Tú con tu vida y yo con la mía? ¿Sin saber absolutamente nada el uno del otro?  ¿Sin volver a sentir tus caricias? ¿Sin volver a oír tu preciosa voz diciendo "te quiero" mientras tienes esa perfecta sonrisa dibujada en la cara? ...
Sigo enamorada. 
La gente me dice... "No te preocupes, seguro que no es para tanto", "Seguro que en poco tiempo te olvidas de él", "Venga, no estés triste", "Un clavo saca a otro clavo"... Consejos, sólo son consejos, pero es TAN difícil...


Pienso... y si... y si... ¿lo intentara de verdad? ¿Y si pudiera conseguir olvidarme?  Si, es lo mejor, lo mejor para mi, lo haré, lo lograré. Conseguiré volver a enamorarme, conseguiré pasarlo otra vez bien junto a alguien que no seas tú, podré volver a sonreir, y tú no estarás a mi lado... Entonces... Entonces te morirás de envidia, envidia de ese que está a mi lado. Te arrepentirás, te arrepentirás de todo lo que hiciste, todo lo que aguanté, y entonces te darás cuenta; yo seré feliz y no será junto a ti, mientras tú te amargas pensando en lo que pudo ser si no lo hubieras hecho mal.


Juro que lograré olvidarme de ti, que acariciaré el pecho de alguien mientras escucho su corazón, que volveré a poner cara de tonta enamorada, que no volveré a pensar en ti.