dijous, 24 de novembre de 2011

Estas personas que valen tanto, las que me han vuelto a encauzar y las que me hacen sonreír todos los días. Las que me echan una mano cuando me caigo y las que han soportado cada uno de mis errores. Porque son de lo mejor que hay y sé que siempre van a seguir siéndolo. Os quiero.