divendres, 25 de novembre de 2011

Ríe cuando salgas por la puerta aunque sepas que el lugar al que vas no te gusta. Ríe cuando te caigas, cuando te hagas daño, así es más fácil recuperarse. Ríe cuando suspendas, ya habrán más exámenes. Ríe cuando te equivoques, un error lo tiene cualquiera. Ríe, puede que alguien necesite que se le contagie una sonrisa. Ríe cuando pienses en esa persona, y no importa si te pasas todo el día sonriendo. Ríe, nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa...


2 comentaris:

MiRutinaPreferida ha dit...

Me ha venido bien tu entrada, gracias.
(Sobre todo los de los exámenes!)

PD: yotampocotengolospiesenelsuelo.

notengolospiesenelsuelo ha dit...

jajaja, entonces estamos igual.
Gracias por comentarme!